Menu
Modelos
Menu
Porsche - El legado de F. A.

El legado de F. A.

[+]

«Hemos inspirado la totalidad del desarrollo en el proceso de desarrollo de Porsche».
Rolf Bergmann

¿Qué tienen en común un deportivo Porsche y un reloj? La respuesta está en el Monobloc Actuator de Porsche Design Timepieces.

Está sentado solo frente a su mesa de trabajo. Delante suyo, pinzas y destornilladores en miniatura. Con la lupa encajada en el ojo ensambla el mecanismo del reloj y lo coloca en la caja. Es la clásica imagen de la profesión de relojero que tenemos todos grabada en la cabeza. Y en efecto, en muchos lugares es así.

También en Porsche Design Timepieces los especialistas dan el último pulido a los relojes con toda tranquilidad. Pero hasta que llega este momento, el fabricante de relojes trabaja de un modo muy distinto al de las manufacturas tradicionales. A la hora de su creación, en la localidad suiza de Solothurn en 2014, la empresa se inspiró en Porsche AG, tanto en el Centro de Desarrollo de Weissach como en la fábrica de Zuffenhausen. No es casualidad. Al fin y al cabo, en Porsche Design Timepieces trabajan en puestos de responsabilidad personas que llevan en la sangre la filosofía Porsche, como por ejemplo el gerente, Rolf Bergmann. Este ingeniero de producción trabajó durante muchos años como jefe de producción en Zuffenhausen.

[+]
[+]

Aquí la flexibilidad juega un papel decisivo. De la cadena de montaje pueden salir Carreras o Turbos, Coupés, Targas o Cabrios en cualquier orden – y las piezas requeridas para el ensamblaje siempre están en el momento necesario en el lugar necesario. Bergmann también ha introducido este sistema en la fabricación de relojes. Y al seguir trabajando con proveedores flexibles, que también suministran sus productos cuando se necesitan, se pueden fabricar sin problemas series muy reducidas – hasta la pieza única individualizada. Algunos Clubs Porsche ya han encargado pequeñas series de relojes.

Es una empresa joven en Solothurn, pero en Porsche Design los relojes tienen tradición. Se remonta al Profesor Ferdinand Alexander Porsche, cuya mano diseñó las líneas del hasta la fecha inconfundible 911. Después de independizarse en 1972 con su estudio de diseño en Stuttgart, al año siguiente presentó el primer reloj diseñado por él, totalmente en negro mate, incluso las manecillas y los índices: «Mi intención era crear un reloj que hiciera juego con el automóvil. Negro como los tacómetros y los cuentarrevoluciones del 911, porque cuando se consultan no reflejan». Otro hito fue el cronógrafo de titanio de los años ochenta, legendario por su diseño con los botones hundidos en la caja, pero sobre todo legendario porque fue el primer cronógrafo de titanio. Gracias a este detalle conecta con Porsche Design Timepieces: los relojes son del mismo material.

Pero, ¿qué aspecto debía tener el producto de referencia gestado en Solothurn? Para el diseño se consultó al estudio en Zell am See. Roland Heiler resguarda allí la herencia creativa de F. A. Porsche. Una vil réplica de un antiguo modelo de éxito estaba fuera de toda discusión, pero no una interpretación moderna. El nuevo reloj creció en diámetro y las esquinas acentúan la forma antaño redonda. En particular se trataba de que la parte derecha de la caja fuera «cleaner», más pura, por lo cual Heiler optó por dotar al cronógrafo de cinemática a través de un pulsador. Este componente se encarga del mecanismo de puesta en marcha y parada: start, stop, cero.

[+]

Obra de ingeniería: el Monobloc Actuator reinterpreta el legendario primer reloj de F. A. Porsche y le añade un detalle esencial: el pulsador del cronógrafo.

[+]

Sin reflejos, perfectamente legible. A F.A. Porsche le habría entusiasmado.

Ningún problema desde el punto de vista de los diseñadores, pero para los ensambladores es un trabajo complicado. «No se podía colocar un simple cojinete en un eje, porque este eje se habría cruzado con la tija de la corona», explica Bergmann. Así pues, los diseñadores de la caja propusieron en primer lugar un único cojinete lateral. Sin embargo, había que definir el punto de presión, y además el pulsador debía cerrarse con la caja con tal precisión que no quedara ningún espacio libre. Y eso no es posible con un cojinete lateral de esas dimensiones. «En estas situaciones opto por echar mano del teléfono y llamar a Weissach», confiesa Bergmann con una sonrisa pícara. Allí le informaron de que las partes con más carga mecánica siempre se colocan en ambos lados del motor, y pidió que en Weissach le propusieran una construcción alternativa. «Fui con ella a nuestro fabricante de cajas y nos pusimos de acuerdo rápidamente en que esta era la mejor solución», recuerda Bergmann. La obra conjunta de especialistas de deportivos y relojes se ha convertido entretanto en una solución patentada similar a un sistema de pulsadores para el control de válvulas. La diferencia consiste en que el pulsador no activa ninguna válvula sino unas varillas de empuje que hacen llegar a la maquinaria del cronógrafo la presión del dedo. Un sistema de muelles, análogos a los amortiguadores de las válvulas, se encarga de que el pulsador mantenga su posición neutral. Las juntas impiden que el agua entre dentro de la caja.

Según la norma suiza Chronofiable, un cronógrafo debe soportar por lo menos 3.000 activaciones. «Hemos seguido el principio Porsche que dicta que el producto debe tener una duración considerablemente superior a la prescrita», dice Bergmann. «Por ello hemos inspirado nuestro proceso completo de desarrollo, incluidas todas las medidas de control de calidad, en el proceso de desarrollo de Porsche». Para ello se requiere que el producto sea robusto e idóneo para el uso cotidiano. Así, el cristal de zafiro ha sido sometido siete veces y por ambas caras a un tratamiento antireflectante a fin de lograr una mejor legibilidad. El pulsador del cronógrafo no supone ningún tipo de problema. Su movimiento es tan preciso y las tolerancias de producción tan ajustadas que el pulsador se desliza sobre el cristal sin tocarlo, como sobre una burbuja de aire.

Los creativos de Porsche Design Timepieces llaman a la deportiva línea de cronógrafos «Monobloc Actuator». La variante más reciente recibió el nombre «Black & Rubber». La caja de titanio tiene el revestimiento negro mate y la correa es de caucho negro. Sin reflejos, perfectamente legible. A F. A. Porsche le habría entusiasmado.

Texto Martin Häußermann
Fotografía Rafael Krötz

Las Porsche Design Timepieces se pueden adquirir en las Porsche Design Stores así como en comercios seleccionados de todo el mundo. Encontrará una visión general completa en el localizador de las tiendas Porsche Design bajo http://www.porsche-design.com/store-locator